ALARMA POR VIRUS HANTA
noviembre 28, 2019
HOMENAJE A LAS LETRAS NACIONALES
diciembre 2, 2019

CONTINGENCIA NACIONAL

Nuestro convulsionado país es víctima del acoso diario de las mentiras, el engaño y la decepción administrativa ofrecida por el mundo del partidismo político. Ya quedo atrás la recurrida frase cliché “la política es cochina”, hoy todos somos protagonistas del quehacer político nacional y todos, más o menos, tienen claridad de quienes son los responsables de esta popular frase. Hoy todos nos sentimos responsables de esta política, unos más que otros y la coyuntura, la contingencia, ha permitido la proliferación de quienes dicen tener la receta perfecta o al menos intentan dar luces para dar solución a la problemática nacional.

Pero el punto es que tan sólidas son estas “recetas” cuando se cocina en base a los mismos productos con distintos cocineros?…

Conversamos extensamente con la abogada Patricia Neyez Erices respecto a temas legales y con la base jurídica al respecto y logramos obtener claridad y visiones que creemos deben ser compartidas con el objeto de hacer claridad en torno a las materias políticas en la palestra.

Consultada respecto de la proyección del cambio de la constitución y puntualiza, “la poca claridad respecto a que tan necesario se hace el cambio de constitución, más aun cuando los problemas podrían en su mayoría solucionarse a corto plazo, solo con el cambio de algunas leyes cuya responsabilidad es de exclusivo manejo del congreso nacional. Más que la propia constitución hoy son las leyes las que emanan del congreso las que han afectado al común ciudadano. Es decir una agenda social corta podría eventualmente solucionar gran parte de los problemas simplemente con el cambio de algunas leyes”.

Respecto al plebiscito y mecanismo para efectuar el cambio de constitución fue enfática en señalar que “el mecanismo de los 2/3 se justifica plenamente, pues esto daría un veredicto jurídico incuestionable a la sociedad. Sin embargo se hace estrictamente necesario educar previamente, respecto de las materias que deben ser consideradas para fundar una nueva constitución, nuestra sociedad ha sufrido un alejamiento intencional del conocimiento cívico y su responsabilidad política en nuestro país, todo ello es reflejado hoy en la ausencia absoluta de la educación al respecto, en las aulas de nuestros establecimientos educacionales”.

Como enfrentar este plebiscito?… “Solo con educación. Los cabildos o reuniones que se realicen más que poner materias partidistas debe apuntar a justificar esta nueva constitución, es decir la comunidad debe sostener cuáles serán las bases para crear estas nuevas leyes que velen por el cumplimiento de los designios de la población, del interés común. Desde aquí parte el cuestionamiento a de cuan necesario se hace el “cambio” de constitución y un llamado de atención a las leyes que deben crearse para el cumplimiento de la misma”.

Así concluimos que si bien es cierto que esta constitución es heredada de una dictadura, no es menos cierto que ha sufrido importantes modificaciones, pero allí está el trabajo del congreso que a través de cientos de leyes ha permitido el abuso y la proliferación de fallas en el sistema que permite a unos pocos apoderarse y empoderarse de los poderes políticos y económicos a nivel nacional.

Hoy luego del anuncio del plebiscito, por parte del ejecutivo, para cambiar la constitución, se siguen apresuradamente presentando proyectos en el congreso y se acusa a la oposición de no querer “aprobar” dichos proyectos, sin embargo en todos los casos el gobierno evita publicar el ¿por qué? no son aprobados dichos proyectos de ley. Un claro ejemplo: se votó la rebaja de la dieta parlamentaria en un 20°/°, los congresistas de oposición se opusieron, pero jamás se dijo que los congresistas de oposición proponían un 50°/° de rebaja, claramente la intención del gobierno es desprestigiar a una alicaída oposición que hoy la sociedad ya no necesita, porque no fue la oposición política quien le dijo a los ciudadanos “EVADE”, fueron estudiantes, no fueron los congresistas ni los opositores, el estallido social fue una reacción espontánea y generalizada de ¡basta de abusos!.

Hoy vemos aun en nuestra ciudad decenas de “protestantes”, a nivel nacional, millones de los mismos, pero es vital dejar de lado a los conductores políticos y aunarse en las comunidades que hacen sus propias políticas y evidencian sus necesidades.

Tenemos JJVV y organizaciones sociales en general, de datas inmemoriales, aun antes de obtener una personalidad jurídica y estos vecinos, estas JJVV, estas organizaciones sociales, son las llamadas a educarse y plantear sus problemáticas y expresar sus aflicciones las cuales debe solucionar el estado chileno a través de una nueva constitución y leyes que den garantía del cumplimiento de ellas. Pero hay expertos en hacerse de batutas ajenas y ello conlleva un nuevo drama a los más desposeídos, así, ya proliferan al igual que los hongos en la época propicia, sendas organizaciones, agrupaciones y demases levantando banderas bien habidas, pero al cabo solo en busca de un protagonismo exacerbado por la necesidad de protagonismo partidista. No se necesita organización circunstancial, se necesita fortalecer las ya existentes.

Por ultimo ya abemos muchos chilenos preguntándonos ¿Por qué aceptar y creerle a un congreso que abrazo una constitución y una banda presidencial manchada de sangre?… la respuesta es clara, intereses político-económico partidistas. ¿Por qué aceptar que esta mismo congreso que ha avalado la burla, la colusión, el abuso, la tortura, el crimen de lesa humanidad, la impunidad …nos diga cómo debemos hacer esta nueva constitución?…¿Cual es la razón lógica para creerles?… No podemos afianzarnos ni en lo político ni en lo jurídico, pues en ambos casos son avaladas por la actual constitucionalidad y ESA CONSTITUCIONALIDAD está mal…Como diría algún erudito entrevistado por un ávido periodista: “debe hacerse ver” …por sus “vistimas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *